Decálogo Masónico

  1. Reverencia al gran arquitecto del universo, que es dios: el verdadero culto a dios consiste en las buenas costumbres.
  1. Conserva siempre tu mente en estado de pureza para que puedas honorablemente ponerte delante del GADU.
  1. Escucha la voz de tu conciencia: no hagas mal; haz bien por Amor al bien mismo.
  1. Ama al prójimo: Sé el padre del pobre.
  1. Honra al benemérito: sé compasivo para el débil, huye del malvado, no odies a nadie.
  1. Respeta a la mujer: jamás abuses de su debilidad y muere antes que deshonrarla.
  1. Evita las querellas: impide los insultos, siempre ten la razón de tu parte, Habla juiciosamente con los superiores, prudentemente con los iguales, dulcemente con los jóvenes, cariñoso con los desgraciados.
  1. Sé compasivo en todas partes y con todos. Piensa que no es tu condición la que te honra o degrada, sino la forma en que la ejerces: alégrate con lo justo, sé celoso contra la iniquidad, sufre sin quejarte.
  1. Lee y aprovéchate: observa y copia; reflexiona y obra. Da importancia a la utilidad de los hermanos y así trabajarás para ti mismo.
  1. No juzgues ligeramente las acciones de los hombres; no condenes de antemano, ese es asunto del GADU, que profundiza en los corazones para juzgar sus obras.